O templo na época de Jesus